Pronóstico del clima Capital Federal y Alrededores  
   
 

Termomagnéticas

 
DOCUMENTOS TÉCNICOS
 

Los elementos que combinan las características de protección y maniobra pueden ser de tipo térmicos, magnéticos o termomagnéticos.

Los protectores magnéticos se utilizan para cortes rápidos y están constituidos por una bobina con un núcleo de hierro que acciona un interruptor de la instalación cuando recibe la sobreintensidad.

Los protectores térmicos se emplean para cortes lentos y están constituidos por dos metales con distinto coeficiente de dilatación (bimetálicos o elemento eutéctico), soldados entre ellos en toda su superficie, que por efecto Joule sufren una curvatura que produce la desconexión de la instalacion.

Las llaves termomagnéticas son una combinación de las protecciones magnéticas con las térmicas, actuando ante cualquiera de los casos que se presenten. La ventaja de este tipo de dispositivos es la facilidad de reposición del servicio y que evita el posible empleo de fusibles improvisados en caso de tener que reponerlos.

Los interruptores termomagnéticos del tipo "C" se utilizan para proteger circuitos exclusivos de iluminación, y los tipo "D" en circuitos con motores de arranque directo de red, en cuyo caso la corriente y el tiempo de arranque no deben producir la actuación del interruptor automático. Las normas IRAM 2169 e IEC 898 normalizan los del tipo "B" (magnético no regulables entre 3 y 5 veces la corriente nominal), los tipo "C" (magnéticos no regulables entre 5 y 10 veces la corriente nominal) y los tipo "D" (magnéticos no regulables entre 10 y 20 veces la corriente nominal).

Corriente Nominal: Es la corriente que soporta el interruptor en forma ininterrumpida con una temperatura ambiente de hasta 30°(este valor no deberá exceder en mas de un 25% a la corriente de carga nominal del circuito a proteger. Los valores típicos de corriente nominal para este tipo de interruptores son de 3, 5, 10, 15, 20, 25, 32, 40, 50, 63, 100 y 125 Amper.

Valor de la corriente de corto circuito: Los valores normalizados son: 1500, 3000, 4500, 6000 y 10000 Amper. Este valor indica la corriente máxima de cortocircuito que puede soportar el interruptor. Dicha corriente puede ser calculada en base a las características propias de la instalación en cuestión. La capacidad de ruptura del interruptor deberá ser mayor o al menos igual a la corriente de cortocircuito presunta o calculada en el punto a proteger.

» Conceptos de Electricidad
» Normativa Aplicable
» Instalaciones Eléctricas Domiciliarias
» Circuitos eléctricos
» Tableros eléctricos
» Conductores eléctricos
» Tomas corriente
» Interruptores
» Requerimientos de Seguridad
» Puesta a Tierra
» Disyuntores
» Termomagnéticas
» Fusibles
» Prevención con Equipos
» Iluminación

» Iluminación de Emergencias
» Tipos de fuentes luminosas
» Instalaciones Especiales
» Pararrayos
» Instalaciones Antiexplosivas
» Corrección del Factor de Potencia
» Armónicas y su influencia
» Los incendios y la Electricidad
» Alarmas de detección de Incendios
» El Detector de Incendios
» Alarmas Contra Robo
   
Utilización de termomagnéticas con limitadores de corriente: En las instalaciones donde la corriente de cortocircuito exceda la capacidad de interrupción del interruptor termomagnético, deberá considerarse el uso asociado al mismo de limitadores de corriente (fusibles de alta capacidad de ruptura).
   
 
 
 
Atras